CAMBIOS EN ISO 9001:2015 (I): Enfoque basado en RIESGO

Comenzamos una Serie de Publicaciones en las que esperamos poder ir ayudando a los miles de responsables de Calidad de empresas de todo el mundo a prepararse para la nueva edición de ISO 9001 que verá la luz a finales de 2015.

Unos de los grandes cambios que se producen en la Norma ISO 9001 en la presente revisión es la aparición clara del enfoque basado en el riesgo. Y es que la Norma ISO 9001 siempre ha tenido presente el riesgo de manera implícita pero ahora entra a formar parte activamente en su estructura y se va a convertir en un medio de prevención en sí misma.
De esta forma, se incorpora de manera explícita el enfoque basado en el riesgo, incluyéndolo en los requisitos establecidos para el establecimiento, la implantación, el mantenimiento y la mejora continua.

Existen Normas como ISO 31000 que ayudan a identificar y gestionar los Riesgos en las Organizaciones.
Existen Normas como ISO 31000 que ayudan a identificar y gestionar los Riesgos en las Organizaciones.

La Norma reconoce la diversidad existente en los tipos de procesos, actividades realizadas y empresas y, por lo tanto, las diferencias en el tipo y nivel de riesgo que suponen para las organizaciones, a la vez, que se tiene en cuenta los diferentes efectos que suponen las no-conformidades, ya que en algunos casos puede tener como resultado un desenlace de gran alcance y calificación grave o ser, en otros casos, un inconveniente menor. Los cambios más relevantes que vamos a observar son:

  • Desaparece el apartado específico “Acciones preventivas”.
  • Aparece una vinculación directa del enfoque basado en el riesgo con el desempeño de los procesos.

Y para el que se pregunte como establece el enfoque basado en el riesgo la norma, debemos decir que esta deja libertad para establecer las medidas necesarias, así como para que aquellas empresas que consideren que deben desarrollar un enfoque basado en el riesgo más amplio, puedan emplear herramientas más específicas como la norma ISO 31000, que proporciona directrices sobre la gestión del riesgo que pueden adaptarse a las necesidades de la empresa pues no se incluye en la norma ningún requisito sobre una metodología en la gestión de riesgos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s